Ponte en contacto

Si te ha gustado mi proyecto y quieres invitarme a tu próximo evento para venir a hablar de ello, si tienes alguna sugerencia o si simplemente quieres preguntarme algo, ¡aquí estás en el lugar adecuado!

A través del formulario de contacto que encontrarás al final de esta página puedes preguntarme lo que sea (sé lo que estabas pensando ahora, pero ya me has entendido 🙂 ), y te contestaré cuanto antes. Para facilitarte un poco la vida también te he puesto las respuestas a las preguntas más frecuentes que he recibido a lo largo del tiempo he recibido sobre mi proyecto.

El 23 de mayo de 2012 escribí la primera entrada en mi blog dedicado al proyecto (era también la fecha del primer viaje de la primera tarjeta de visita).

La empresa para la que trabajaba en ese momento tuvo que cerrar debido a la crisis, y me quedé sin trabajo.

Llevaba buscando trabajo de la forma tradicional – es decir, enviando el CV a empresas que me interesaban, e inscribiéndome en ofertas de trabajo que iban saliendo en sitios como Infojobs – durante más de 2 meses, pero sin mucho éxito.

No recibí ni una respuesta en todo este tiempo. Una noche mirando en Facebook vi una foto de una tarjeta de visita realmente divertida que había conseguido muchos likes, y empecé a pensar. Si pudiera conseguir crear una tarjeta de visita que mucha gente pudiera ver, entonces igual tendría más probabilidades de conseguir trabajo. Por eso, no quería hacerlo de manera digital, porque el impacto de las campañas digitales es muy fuerte al inicio, pero se olvida muy rápido.

Empecé a pensar cómo podría hacerlo, y me acordé de la teoría de los 6 grados de separación (la hipótesis que intenta demostrar que cada persona del mundo está conectada con cualquier otra persona del planeta a través de una cadena de personas con no más de 6 contactos), y decidí probarla. Creé una tarjeta de visita con mis datos personales en un lado, y en el otro lado un texto que ponía lo siguiente:

“Esta tarjeta está haciendo un viaje. Si la recibes, por favor envíame un mensaje a [email protected]. Más info: elviajedemitarjeta.com

Se la di a un amigo mío, pensando que así él se lo daría a alguien que conociera a alguien que hubiera hablado con alguien que le hubiera dicho que alguien estaba buscando a alguien especializado en marketing, quién a su vez entonces gracias a tener mi tarjeta de visita, podría ponerse en contacto conmigo. La primera prueba no fue muy exitosa, así que decidí crear 3 tarjetas de visita, y abrir el blog https://elviajdemitarjeta.com a través de la plataforma Tumblr para hablar sobre los avances del proyecto.

Las tres tarjetas de visita empezaron sus viajes en Sant Cugat del Vallés, una ciudad en el Vallés Occidental y a pocos kilómetros de Barcelona, y de allí han ido viajando por toda la provincia de Barcelona, y algunas incluso han salido fuera de España. 

Hasta que encontré trabajo, mis tarjetas pasaron por las manos de 17 personas diferentes, entre las cuales se encontraban entre otros el emprendedor y fundador de eyeOS, Pau García-Milà y el humorista, presentador y productor Andreu Buenafuente.

Hablando un día en un evento de networking con una persona sobre la importancia de los contactos a la hora de encontrar un trabajo, me mencionó la teoría de los 6 grados de separación (una hipótesis que intenta probar que cada persona del mundo está conectada con cualquier otra persona del planeta a través de una cadena de personas con no más de 6 contactos). No le había dado la atención que se merecía, hasta que un día en Facebook ví una tarjeta de visita realmente muy divertida que había sido compartida por muchas personas, y me acordé de dicha teoría. 

Entonces pensé, si yo doy mi tarjeta de visita a un contacto mío, y entonces él se lo da a alguien que conoce a alguien que ha hablado con alguien que le ha dicho que alguien está buscando a alguien especializado en marketing, entonces tiene mi tarjeta de visita y puede ponerse en contacto conmigo. En otras palabras, quería probar si la teoría de los 6 grados funcionaba en la vida real, y si podía encontrar trabajo gracias a ella.

Lo que más me llama la atención es lo sencilla que es la teoría, pero lo importantes que son sus consecuencias: a través de sólo seis contactos puedes llegar a cualquier persona del mundo. 

Es una teoría que demuestra la importancia que tiene el networking, y por qué es importante mantener una buena relación con tus contactos, ya que nunca sabes si pronto o tarde te pueden ayudar a entrar en contacto con un nuevo amigo, compañero, jefe o incluso el Presidente de los Estados Unidos 

La mayoría de los participantes había oído hablar de la teoría, pero tampoco sabían muy bien de lo que se trataba. Por eso, en mi blog creé una entrada sobre los 6 grados de separación, explicando un poco de dónde venía la teoría, y algunas aplicaciones prácticas que sabía de la teoría. 

Sin embargo, creo que para la mayoría de los participantes lo que más les gustaba era saber hasta dónde iban a viajar mis tarjetas, y ver si me pudieron ayudar en encontrar trabajo.

Una de las aplicaciones prácticas más conocidas que muchos utilizamos es LinkedIn, porque se creó específicamente para disminuir  los grados de separación a nivel profesional. Si tienes un perfil en LinkedIn verás que tus amigos siempre te salen como “contactos de primer grado”, pero después también puedes ampliar tu red de conocidos con “contactos de segundo grado” (es decir, amigos de tus contactos) y con “contactos de tercer grado” (amigos de amigos de tus contactos). De esta manera, es muy fácil ampliar tu red de contactos.

Otro proyecto que conocí después de haber investigado un poco más sobre la teoría de los 6 grados es el Oráculo de Bacon, que demuestra que el actor estadunidense Kevin Bacon está conectado con cualquier otro actor de Hollywood con un máximo de 6 grados de separación (lo puedes comprobar también aquí: http://oracleofbacon.org/).

Creo que con la popularidad de las redes sociales (Facebook, LinkedIn, Twitter, Google+, etc.) será cada vez más fácil ponernos en contacto con amigos que hemos perdido de vista o nuevos contactos que nos pueden servir para lanzar un proyecto empresarial o cambiar de trabajo, y de tal forma reducir los 6 grados de separación a sólo 3 o 4 (de hecho, ha salido un estudio hace tiempo donde investigadores han encontrado que Facebook sitúa la teoría de los 6 grados en menos de 5). 

Creo que en los próximos años cada vez será más fácil llegar a más personas influyentes porque se están disminuyendo las distancias entre las personas.