Cinco razones para compartir contenidos de otros

Mucho ya se ha escrito sobre la creación de una marca personal a la hora de buscar trabajo. En la mayoría de los artículos, los expertos hablan de cómo tendríamos que cuidar nuestro imagen en las redes sociales, mantener siempre actualizado nuestro CV (a través de LinkedIn por ejemplo), y empezar a generar contenidos propios y atractivos para destacar de los demás.

Todo esto está muy bien, pero no todos siempre disponemos de mucho tiempo, ganas, o persistencia para crear y mantener una página web atractiva o un blog original. Por ello, la pregunta que nos deberíamos plantear a la hora de decidir cómo podemos ser más visibles en los medios digitales es si realmente es necesario o deseable generar siempre nuestros propios contenidos. Porque, ¿es tan malo compartir contenidos de calidad que otras personas ya han publicado? ¿Deberíamos siempre intentar ser el primero o el más divertido en escribir sobre una temática en concreto, o de vez en cuando también podemos hacer referencia a autores que han sabido dar en el clavo, haciéndolo aún mejor de que uno mismo hubiera podido hacer?

La respuesta es no, y para apoyar mi opinión aquí os doy cinco motivos por las cuales compartir contenidos es interesante:

1. Demuestra que conoces tu sector

Cuando compartes información interesante, tus amigos o seguidores comienzan a darse cuenta de que sabes de lo que hablas. Demuestra que no sólo entiendes lo que está pasando, sino que también sabes qué información podría ser valiosa para las personas de tu sector, y qué temas quieren leer.

2. Te da un aire innovador

Cuando compartes artículos de lo que está pasando tu sector, la información que difundes sobre las últimas novedades, innovaciones y tendencias del sector demuestra que estás pensando hacía delante. Tus seguidores sabrán que siempre estás al pendiente de las últimas noticias, y querrán mantenerse informados acerca de los contenidos que compartes.

3. Estás ayudando a otros

Varias personas y marcas aún no han entendido del todo cómo funcionan las redes sociales, y no paran de autopromocionar sus productos o servicios, sin ofrecer contenidos en el interés de sus seguidores. Lamentablemente para ellos, Facebook o Twitter no es simplemente otro canal de venta donde bombardeas a tus seguidores con contenidos que ellos no están buscando; sino que evolucionamos cada vez más hacía un modelo donde compartir informaciones y conocimientos es cada vez más importante. Si compartes artículos interesantes con tus seguidores, les ayudas a encontrar información que les podría ayudar. ¿Cuantas personas no hemos conocido a un nuevo blog gracias a un tweet de uno de nuestros seguidores?

4. Te permite conocer a las personas más influyentes de tu sector

Conocer a los influencers más importantes de tu sector muchas veces te da una ventaja diferencial en cuanto a la creación de tu propia marca personal. ¿Por qué? Porque muchas veces son los primeros en hablar de nuevas tendencias, porque podemos aprender de su trayectoria y cómo han llegado donde están, y porque nos da mucha visibilidad cuando un influencer publicamente nos da las gracias por haber compartido o comentado su último artículo.

5. Te podrán salir nuevas oportunidades profesionales

Cuando compartes muchas veces los contenidos de un blog en particular, para las personas detrás de dicho blog podría ser interesante ofrecerte la posibilidad de colaborar con ellos, como autor invitado por ejemplo. Por otro lado, empresas que quieren lanzar un nuevo producto en un nicho específico se podrán poner en contacto contigo para aprovechar tus conocimientos sobre los blogs más importantes dentro de ese sector.

Con esta primera entrada en Mis Apis por tus Cookies abro el debate en favor de los botones de redes sociales que solemos encontrar cada vez en más blogs y páginas web (aunque con una clara estrategia sobre cuántos íconos y dónde los ponemos). Mientras tanto, si queréis compartir esta entrada, por mi encantado 🙂

0/5 (0 Reviews)

Marketing | Branding | Entrepreneur

Deja un comentario